Estás de camino al aeropuerto para comenzar esas tan esperadas vacaciones de verano y de repente te das cuenta que te has olvidado de sacar la basura... No puedes volver a casa tras 15 días y que cuando vuelvas toda la casa huela como a pescado... O peor aun, ya estás en tu asiento preparado para despegar y no recuerdas si cerraste la puerta del garaje o no.

Con todas las prisas y la pasión por dejar atrás tu ciudad, es fácil deajarte algunos cabos sueltos muy importantes, pero es más fácil relajarse si se sabe con certeza que el niño no está durmiendo en el desván.

Preparar y recoger todo lo imprescindible que viajará en tus maletas para unas largas vacaciones requiere pensar y organizarse. Y no importa cómo sea de largo el viaje, un buen checklist puede ayudarte a estar seguro de que todo está en orden y preparado para salir de casa relajado. A continuación os damos algunos consejos para saber que es lo que deberíais tener controlado antes de salir para disfrutar de tu viaje. 

 

 

1. Haz más de una copia 

Pasaportes, información de tus tarjetas de crédito, itinerarios, números de confirmación de reserva, tarjetas de seguro, tarjeta médica de emergencia, etc. Tener una copia de toda la información vital puede ser útil si surge algún problema. Hacer una copia de tu itinerario y dárselo a un amigo de confianza. Seguramente tus vacaciones serán relajantes y el único sobresalto sea bueno, pero tener a alguien que conoce tus planes y puede ayudar en caso de emergencia es muy importante. 

 

2. Llevar protección

Hablamos de tu piel. Seguro que ya lo tienes en cuenta pero es bueno recordarlo, un pack de cremas solares y repelente de insectos, especialmente si vas a viajar a climas tropicales. También ten en cuenta llevar un kit de viaje de primeros auxilios básicos, con algunos analgésicos, tiritas y otros elementos básicos que pueden ser muy útiles en vacaciones.

 

 

3. No te olvides los cargadores

Si vas a llevarte dispositivos electrónicos contigo en vacaciones, que segurísimo que lo vas a hacer, asegúrate de llevar los cargadores respectivos y considera también coger una batería portátil para mantener tus dispositivos cargados si vais a pasar mucho tiempo lejos de un enchufe. Parece una nimiedad pero tener que comprarte un cargador nuevo o preocuparte por un móvil muerto es un mal innecesario estando de vacaciones. 

 

4. Planea tu primer día

A veces el primer día puede ser un poco caótico. Por las prisas, el viaje, el cansacio y no tiene porque salir todo como esperabas. Relájate, para ello antes de salir, planea lo básico para llegar sin estres del aeropuerto al hotel, descarga la ruta a tu destino a través de Google Maps para tenerla offline, como encontrar tiendas, paradas de bus o tren alrededor de tu área de descanso para hacer tu día más ágil. 

 

 

5. Configura una respuesta automática

En un mundo perfecto, el correo electrónico podría entrar en un estado de animación suspendida durante las vacaciones y volver a abrir tu bandeja de entrada al volver de vacaciones no sería más estresante que una mañana normal. Pero hasta llegar a ese futuro utópico, de momento tenemos la respuesta automática, imperfecta sí, pero muy útil. Anima tus correos de respuestas automáticas del tipo "estoy fuera de la oficina" con una respuesta divertida.

 

6. Llama a tu banco

Donde sea que estés de viaje, es muy posible que vayas a necesitar algo de dinero, ;) Ponte en contacto con tu banco antes de tiempo para hacerles saber dónde estarás, y así no tener problemas con tus tarjetas de crédito o débito. También, asegúrate de que puedas sacar dinero en efectivo en tu destino sin problemas, sobre todo si es a nivel internacional. Los tipos de cambio son terribles en los aeropuertos - asegúrate de que tienes suficiente moneda local para llegar a tu hotel. 

 

7. Limpia tu frigorífico

Tira toda la comida o alimentos perecederos con fecha de caducidad que coincida con tu viaje. Cinco minutos de limpieza te ahorrarán de mayores problemas a la vuelta.

 

8. Mueve tu llave de repuesto

Si tu tienes escondida la llave de repuesto bajo el felpudo de la entrada o en la maceta del patio, ten en cuenta entrarla o dársela a un amigo de confianza, cómo deciamos, aquel que tenga una copia de todos tus documentos vitales del viaje. Y recuerda, hacer un mejor trabajo para esconderla cuando vuelvas.

 

 

9. Espolvorea bicarbonato en la taza del inodoro

Sí, sí, has oido bien. Esto no solo evitará que se estanque el agua en tu taza sino que se ensucie. Es una buena idea, como comentábamos al principio tirar la basura y reciclar antes de salir. Y, es más, damos una bonificación a todo aquel que haga la cama antes de salir de viaje ;)

 

10. Cierra las cortinas

Dejar tus cortinas cerradas evitará que la gente mire dentro para saber si estás o no en casa. Un temporizador o simulador de presencia puede ser una buena solución si no tienes a nadie que acuda a tu casa a subir y bajar las persianas o a encender aparatos eléctricos para aparentar que el hogar está ocupado.

 

11. Desconecta todos los electrodomésticos

Mantener encendidos los dispositivos electrónicos mientras estás de viaje consumirá tanta energía que la factura de la luz puede darte un susto a tu vuelta. La desconexión de lámparas, tostadoras, cafeteras, lavadoras y secadoras, ordenadores y televisores te puede ahorrar mucho dinero. Asimismo, además de cuidar de la electricidad, tengamos muy en cuenta también cerrar la llave de paso del gas y del agua para evitar fugas.

 

12. Configurar luces automáticas y alarmas

Tener un sistema de Smart Home, un sistema de alarma, o ¿ambos? Es una muy buena opción para salir de viaje sin ningún tipo de preocupación energética.

 

Y tú, ¿tienes alguna otra obligación que jamás olvidas antes de salir de casa?

¿Te ha gustado el Post? ¡Compártelo!

Comentarios