Es comprensible que en un país con una capital repleta de historia, y con uno de los destinos más románticos del mundo, su increíble costa quede en segundo plano. Sin embargo, desde Insòlit queremos reivindicar su belleza dado que es muy difícil encontrar, en pocos kilómetros cuadrados, una ciudad cosmopolita, un volcán aún activo, una de las rutas costeras más impresionantes del mundo, las ruinas de la fascinante Pompeya y diminutas islas que se dispersan pos la costa. ¡Esto sin olvidar la dieta diaria a base de pizza, pasta y helado!

 

1. Campamento base: Sorrento

 

Centro de Sorrento

Es tan pintoresca como cualquier otra de las ciudades de la Costa Amalfitana, y está muy bien comunicada tanto por carretera como tren y barco. Además tiene hoteles para cualquier presupuesto y muchas opciones para comer. Su ineludible casco viejo es perfecto para los paseos de tarde tras un día bullicioso por la costa.

 

2. Road trip por la Costa Amalfitana

 

Ruta por carretera siguiendo la Costa Amalfitana

Aunque recomendamos que tomes una biodramina dadas las curvas que tiene toda la ruta. no puedes perderte los maravillosos acantilados que te esperan a lo largo de todos los pequeños pueblos. Es imprescindible que un día lo dediquéis a visitar la maravillosa Positano, un pueblecito lleno de colores del que podéis volver en barco hasta Sorrento; y también debéis ir hasta Ravello, donde encontraréis los jardines de la Villa Cimbrone y su terraza al infinito. Allí os sorpenderá el ambiente de paz y calma que se respira en contraste con el bullicio de la costa.

 

3. Come pizza en Nápoles

 

Pizza Napolitana de Da Michele

Nápoles es dónde nació uno de los mejores manjares del mundo. Es una ciudad ruidosa, llena de vida, especialmente en verano. Sin embargo, allí es donde encontraras no sólo el Museo Arqueológico con restos de Pompeya y Herculano, sinó la mejor pizzería auténticamente napolitana: Da Michele. Solamente sirven 2 pizzas: margherita y marinara; y siempre hay que esperar (no reservan). Sin embargo, llevan haciendo pizzas desde 1870, así que la espera vale la pena.

 

4. Pompeya y Herculano

 

Ruinas de Pompeya

Los amantes de la historia antigua van a disfrutar con estas dos visitas, que maravillan a cualquiera. Pompeya te pone los pelos de punta, un lugar que se ha quedado congelado en el tiempo. Recomendamos llegar pronto para poder visitarlo tranquilamnente antes que se llene. Herculano, por otro lado, es un poco menos conocida, pero una parada imprescindible si te gusta la historia clásica. Sus ruinas están muy bien restauradas y preservadas, por lo que puedes ver baños romanos con sus mosaicos. 

 

5. La isla de Capri y la Gruta Azul

 

Gruta Azul en Capri

No hay otra isla tan famosa en el mundo como la Capri de Grace Kelly. A sólo 40 minutos en ferry desde Sorrento, en ella puedes ir subiendo en funicular, o bus, hacia la cima desde donde podrás maravillarte con los paisajes que la envuelven. Si hace un día despejado, se llega a ver hasta el monte Vesubio y la isla de Ischia.  La Gruta Azul, con colas interminables en julio y agosto, es una de sus atracciones principales, en la que visitarás en barca esta maravillosa cueva marina en la que el mar parece estár iluminado debajo del agua. 

Ahora que ya conoces los 5 secretos de la Costa Amalfitana, ¿a qué esperas para maravillarte en ella? Desde Insòlit te proponemos un viaje con el que visitar la eterna ciudad de Roma junto con un recorrido increíble por toda la Costa Amalfitana.

Seguro que no te dejará indiferente.

¿Te ha gustado el Post? ¡Compártelo!

Comentarios