DIARIO DE COSTA RICA I

 

Después de superar la resaca nos embarcamos en un vuelo de 10 horas inacabable.

San José da una extraña sensación. Todas las casas tienen filados de espinas y rejas. ¿Será que es necesario?? En cambio cuando hablas con la gente es súper educada y amable. Ahora que ya hemos superado el jet lag (hay 8 horas de diferencia) nos espera toda una aventura. Una hora en avioneta, un rato en coche, un rato más en barco y una caminata de una hora para adentrarnos en la jungla.

Tendréis mas noticias dentro de 3 días.

Besos a todos y gracias por hacer de nuestro viaje de novios un sueño hecho realidad.

 

DIARIO DE COSTA RICA II


Por donde empiezo... * a este teclado le faltan letras *

Hemos estado tres noches maravillosas en el paraíso.... Corcovado. Un tentcamp, como dicen aquí, en medio de la selva con una playita preciosa. Para llegar salimos de San José en una avioneta durante una hora, era como un autobús pero con alas. Media hora de coche y finalmente una hora más en barca por medio de manglares hasta el delta y un corte por mar.


Despertarte por la mañana con los sonidos de la selva y los monos aulladores por doquier, el océano Pacifico de fondo y luego desayuno compuesto por el famoso gallo pinto y frutas dulcísima.
Hicimos 3 excursiones. El primer día visitado la isla del Caño donde hicimos snorkel y vimos un tiburón de punta blanca, una tortuga carey, mil peces de colores y unas medusas pequeñas pero con mala leche dejaron los morros como Angelina Jolie. Comimos en la isla e hicimos un segundo snorkel.

Por la tarde nos aventuramos sólo a visitar el Río Claro. Ya sólo teníamos que seguir el “sendero”. ¡Qué aventura! Por el camino nos turbó un grupo de monos capuchinos y los macho alfa nos dejaron clarísimo que era su territorio enseñando los dientes de forma amenazadora, así que nos fuimos rápido. La desembocadura del río era brutal. Estuvimos muy poco rato ya que empezó una tormenta tropical y tuvimos que volver. Los monos “psicokiller” ya no estaban en el árbol, Estaban más adelante y esta vez nos echaron de su territorio apedreándonos con mangos. Suerte que sólo miden unos 40cm, pero son unos parasimpáticos...


Asumimos que la ropa ya no estaría seca prácticamente hasta el final del viaje.

Al día siguiente visitamos la reserva natural de Corcovado. El mismo guía que el día anterior parecía un divemaster, hoy parecía un Ranger en una película de Indiana Jones. Primero visitamos el bosque y encontramos papagayos, perezosos, Koaties, pájaros y ranas de mil tipos. El segundo trayecto era hasta una cascada y el guía nos explicó todo tipo de precauciones. Después entendimos porqué... 

 

 

Encontramos 4 serpientes terciopelo, venenosas y mortales. Era como estar dentro de un documental, suerte del guía que llevábamos era muy prudente y señalizaba las serpientes porque nadie tuviera un problema. Había tanta humedad…creo que no habíamos sudado nunca tanto, así que el guía nos dijo que nos podíamos bañar en una zona concreta del río. Dani no lo hizo, pero quién sabe si volveremos a la selva! A mi el agua helada me sentó genial.

Ayer nos dieron el coche en San José para ir a Monteverde, como los Alpes costarricenses pero sin nieve. Para llegar cogieron la autopista interamericana. Autopista..... Ya!!! Paradas en arcenes, gente caminando, semáforos, carriles que desaparecen y.... traileros, los reyes de la autopista. Aquí no se adelantan a los camiones, te apartas para dejarlos pasar.

Hoy ha sido un día intenso. Por la mañana hemos visitado un mariposario, un jardín de colibríes y unos puentes a gran alzada que tiene permitían disfrutar del Bosque nuboso y de todos los pájaros que habitan. Por la tarde Canopy ! Tirolinas larguísimas a 150m de altura con unas vistas brutales, rappel y un salto de Tarzán. Que panzón de gritar!!

Mañana, Parque natural de Monteverde a la casera del quetzal y volcán Arenal por una de las peores carreteras del mundo. 40km en 5 horas...no os digo más.

Salud!

DIARIO DE COSTA RICA III

Aquí Dani... por cierto... faltan teclas en este teclado.
 
Bueno, dejamos el diario justo antes de visitar la reserva biológica de Monteverde. Fue muy bien. Nuestro guía se llamaba Federico y lo curró mucho. Nos pasamos como dos horas paseando por el bosque nuboso conociendo las especies tanto de flora como de fauna que había, una pasada. Pero el Quetzal no aparecía. Antes de la visita habíamos ido a ver si encontraba esta ave a uno de los nidos que se sabían ocupados, pero sólo vimos sus dos colas saliendo por el agujero del tronco del árbol. Cuando al fin decidimos dejarlo para otra visita a Costa Rica, justo antes de ir hacia el coche, volveremos al nido para intentarlo por última, ultimísima vez. Fue en ese momento que apareció la hembra del quetzal. Se puso unas ramas más arriba y esperó pacientemente (no como nosotros) a que el macho saliera del nido para darle el gusano que llevaba en la boca. Y así fue como, después de unos minutos pudimos ver a ambas aves perchadas en la misma rama. Son preciosos, una de colores, unas plumas... increíble. Justo después con la alegría fuimos al jardín de colibríes con el guía y mientras disfrutábamos (y esquivábamos) a los colibríes, aparecieron de nuevo la pareja de quetzales allí mismo otra vez, a dos metros y brutal... increíble... que fotos!!
 
Después fue coger el coche, comida, y partir hacia "el arenal”. La peor carretera del mundo, de hecho es una pista forestal de cuarenta kilómetros. Gemma fue la que condujo. Tardamos tres horas y ponte a buscar al llegar al Arenal y Gemma creo que adelgazó como tres kilos de tanto sudar. Fue muy divertido... para mí... jeje jeje.
 
Al llegar al Arenal: gran sorpresa. El hotel donde estamos es de lujo y en el jardín de la habitación (si, en el jardín de la habitación) hay un jacuzzi con vistas al volcán activo que no para de brotar humo y mas humo. No vemos (ni veremos) lava, pero todo es muy mágico.

 

 

Toda la zona del Arenal es turística, así que no hace falta decir que estaba plagado de " gringos " borrachos y de conversación de primer nivel. Fuimos a las termas de Tabacón. Son unas termas de agua calentada por el volcán con forma de río que llenan una serie de piscinas. Cuando más subes el río más caliente es el agua. Gema se hizo un masaje en el Spa de las termas y durante tres horas no pudo abrir los ojos del todo de lo relajada que se quedó...

 
Ahora estamos en Tortuguero. Es impresionante... pero eso lo dejaremos para el próximo mensaje ya que un taxi- barca nos espera para llevarnos al hotel que es en el otro lado de río.
 
Un beso a todos y darnos noticias de por allí, que no sabemos nada y ya hace dos semanas que salimos! Salud y gracias.
 
PURA VIDA.

 

DIARIO DE COSTA RICA IV


Buenas a todos, nos habíamos quedado a las termas del Arenal.

Esa noche dormiremos muy a gusto después de habernos relajado tanto y tan bien en aquellas piscinas y cascadas de agua caliente. La cama de dos metros por dos metros también ayudó mucho. El problema fue cuando nos tuvimos que levantar a las cinco de la madrugada para partir hacia Tortuguero, la siguiente etapa del viaje que se encuentra en la costa caribeña de Costa Rica.

La furgoneta con chófer llegó a la hora pactada y empezaremos un viaje que duraría 6 horas. El chófer no paró de hablar durante las 3 primeras horas, Gemma hizo un par de cabezadas mientras yo me esforzaba en seguirle la conversación. Hacia las ocho llegamos a un hotel llamado Ceibo donde almorzamos y cambiamos la pequeña furgoneta y el chófer charlatán por un bus enorme lleno de gente con un par de guías que - se diría que confabulados con el chófer de antes- tampoco dejaron de hablar y hablar hasta llegar a Cayo Blanco. Hay que decir que nos asustamos mucho en este bus ya que por lo que sentimos que iríamos tres días a golpe de silbato : " a las tres y media , visita a tal lugar, a las cuatro y tres cuartos a tal otro , a las siete cena , a las cinco de mañana primera excursión ... " y claro ... nos acojonamos. QUE ALGUIEN NOS saque de aquí!! Pero cuando bajamos del bus a Cayo Blanco para coger un " bus de agua" (es decir, una barca enorme con forma de bus) a empezar a sospechar que no sería tan malo. Casi la mayoría de pasajeros del bus se fueron por un lado y nosotros nos quedamos con una pareja de gays de mediana edad que se pasó todo el viaje intentando demostrar que sólo eran amigos, y otras tres parejas de luna de miel (una de vascos, una de madrileños y otra de tarraconenses) con las que conectamos enseguida. Parece de chiste, ¿verdad? Buena gente, muy buena gente. Y tendríamos un hotel entero para nosotros 10.

Por la tarde, al haber comido, fuimos a visitar la CCC (Corporación de Conservación Caribeña) que se dedica a hacer de Tortuguero un paraíso para el OVAM los cuatro tipos de tortugas que van a hacer la puesta. Su trabajo es identificar las tortugas y estudiar así sus migraciones y frecuencia de puestas teniendo los furtivos y turistas controlados. A partir de Junio ??buscan voluntarios, así que ya sabéis... biólogos y ambientólogos. Una pasada y muy bien organizados trabajando en tándem con el Parque Nacional de Tortuguero. Más tarde nos dejaron en el pueblo de Tortuguero para visitarlo. 1100 personas viviendo en una lengua de tierra de como trescientos metros de ancho entre el río y el mar Caribe. Reagee, rastafaris jamaicanos, ticos, emigrantes residentes y todos bien avenidos y tranquilos en un paraíso caribeño que con los visitantes del parque nacional tiene suficiente como para vivir tranquilamente. Mucha mezcla y buen ambiente.
Después volveremos al hotel, hicimos un poco de piscina y bar y cena. Después de la cena más cervezas con las parejas de luna de miel, risas y más risas.

Al día siguiente nos levantamos muy temprano. Hacia las 5,20 de la mañana. El guía fue puerta por puerta tocando y diciendo " buenos días”. Nosotros debimos ser la primera puerta y yo, todo sobado, pensé que nos habíamos dormido así que le respondí medio asustado su "buen día " pero amplificado como cuatro vagado y claro, desperté al resto de gente. N’Owen, el guía criollo que teníamos rió mucho con nosotros... sigh... de mí.


La cuestión es que hicimos dos excursiones ese día, la de la mañana y la de la tarde. Tuvimos mucha suerte: cocodrilos, crías de caimán, nutrias -llamadas allí " perros de agua" - tucanes, los tres tipos de monos que había en la zona- araña, aulladores y cariblanco - insectos mil - arañas enormes y mariposas imposibles - basiliscos y iguanas, un búho rama con su polluelo, murciélagos, garzas y aves de río como nunca. Una pasada. Y todo con las fotos, risas y buen ambiente de la compañía.
Entre salida y salida Gemma y yo fuimos al pueblo con un taxi- barca para visitar con más calma que el día anterior y tomamos unos batidos increíbles, buenísimos y enormes.

 

 

El tercer día ya fue de viaje y despedidas de los colegas. Nosotros partiremos hacia Puerto Viejo de Limón y fueron seis horas más de camino y de cambios de furgos. Muy bien organizado todo pero largo de cojones... Si en Girona ya me acojono con el apellido aquí no tiene desperdicio. La propietaria de la provincia, si si, en serio Limón. Llegamos a Puerto Viejo hacia media tarde y decidimos pasar la tranquilamente en la piscina con un barman casado con una catalana.

El último día del viaje hicimos snorkel y, aparte del maravilloso coral y cantidades de peces de cien colores y de mil tipos diferentes, peces loro y ángel enormes, nos encontraremos con un tiburón " nodriza " (inofensivo y precioso). El resto de la visita fue por el Parque Nacional de Cahuita. Caminando sobre corales entre serpientes y osos perezosos (uno de ellos con una cría).


Finalmente llegamos al hotel, comemos y nos fuimos caminando hacia el Centro de Puerto Viejo a visitar el mercado - hippies, surfistas, jamaiquinos, ticos, españoles... de todo - y cenar de una mariscada. Nos comimos una langosta a la caribeña de medio kilo cada uno. Mmmmmmm....... buenísima!!! Como era la primera vez que comíamos langosta la camarera nos tuvo que explicar porque nos había llevado unas tenazas. Buenísima.

Y ya por la mañana fue el más duro. No sólo dejar Costa Rica , sino que además hicimos seis horas de carretera hasta San José , después diez horas de avión hasta Madrid, tres horas de espera en Barajas y una hora de avión hasta Barna . Por suerte tenemos buenos amigos y Fruty y Thais ya nos habían venido a buscar y no nos tocaba esperar la hora de tren. Pasamos toda la tarde de ayer riéndonos con los recuerdos de la boda y contando anécdotas del viaje.

Realmente es un país maravilloso y sólo entiendes la PURA VIDA cuando puedes estar allí y disfrutarla. No es un mal lugar para retirarse, lo que es cierto es que volveremos.

Bueno gente, aquí se acaba el viaje. Espero que este diario os haya gustado tanto leerlo como a nosotros escribirlo. Un abrazo a todos y gracias por estar ahí.


Gemma Limón y Daniel Munar

Viaje de novios Costa Rica 2009

 

¿Te ha gustado el Post? ¡Compártelo!

Comentarios