La primera vez que me puse el equipo para hacer snorkel y me lancé al agua, descubrí lo increíble que era sentir esa sensación de ingravidez y el gran espectáculo de colores y vida marina del que fui testigo. Nunca me imaginé que bajo el mar hubiera semejante paleta de colores, tan vivos e intensos, tanto en sus corales y plantas acuáticas, como en sus cientos de peces que nadaron a mi alrededor. Aún recuerdo, como si fuera ayer mismo, el impacto visual que tuve al divisar unos corales debajo de mí, a dos escasos metros; sus brillantes colores turquesa y malva me cautivaron por completo, y pensé en lo maravilloso y extraordinario que era vivir aquella experiencia, ataviada con mis gafas, tubo y aletas, que claro está, he atesorado como uno de mis mejores momentos en mi vida.

 

 

 

 

Si me quedaba quieta por unos instantes, conseguía que los asustadizos pececillos que nadaban a mi alrededor incluso se atrevieran a acercarse lo suficientemente a mí y osaran tocarme con sus boquitas. ¡Dios, menuda gozada! Y no pude evitar acordarme de Nemo y su papá al divisar dos peces payasos jugueteando entre los tentáculos de una anémona, ajenos a mi indiscreta presencia. ¡Menudo grito de alegría di a través de mi tubo al verlos!

 

Todo esto ocurrió cuando estuve hace años en Hurghada (Egipto), en el Mar Rojo, uno de los mejores lugares para bucear o hacer snorkel. La calidad de sus corales y vida marina está por detrás de la Gran Barrera de Coral de Australia, pero existen otros destinos, igual de bonitos y buenos para vivir esta clase de experiencia. A continuación, os detallaré la primera parte por continentes (Europa y Asia) aquellos lugares donde podéis viajar y sumergiros en sus aguas, con aletas y gafas en mano. 

 

*EUROPA

Aunque no lo parezca, en nuestro continente existen zonas en los que se puede practicar el buceo y el snorkel. Tal vez, no haya brillantes corales, pero los pecios hundidos en algunos lugares son el idóneo reclamo para zambullirse y explorar esos silenciosos territorios, así como, diferentes cuevas submarinas y acantilados rocosos.

 

Islandia

El mejor lugar para bucear en este país es en el Lago Phingvallavatn, donde se encuentra la fisura natural que existe entre dos placas continentales, la norteamericana y la euroasiática llamada Silfra. Es de los poquísimos lugares donde la visibilidad alcanza los 300 m., pudiéndose ver claramente los acantilados rocosos que caen hacia el fondo del lago, mientras la luz atraviesa la fisura. Hay un punto donde se estrecha tanto que se puede poner cada mano en las dos placas, sintiendo la satisfacción de saber que se están tocando dos continentes a la vez. La baja temperatura del agua (no supera los 2º) no impide a los atrevidos buceadores realizar sus inmersiones en este extraordinario lugar. Mirad la foto y juzgar por vosotros mismos…

 

 

                            Silfra en el Lago Phingvallavatn

 

Malta

Si lo que buscáis son aguas cálidas en verano pero no lejos de España, podéis ir a esta isla mediterránea, donde hay diversos sitios de buceo, tales como el increíble Agujero Azul de Gozo, famoso por ser de los mejores lugares de Europa. A pesar de que su diámetro no es muy grande, comparado con otros que hay en el mundo, su verticalidad de 60 m., las numerosas cuevas rocosas y el agua de un profundo azul lo hacen un lugar ideal para bucear.

 

                        Agujero Azul de Gozo

 

Córcega

Poder practicar submarinismo en esta isla francesa es un buen reclamo para visitarla, ya que sus fondos marinos no están aún muy explotados y no hay esa masificación que puede haber en otros puntos del Mediterráneo. Bucear en Córcega implica descubrir impresionantes estructuras de roca, cuevas marinas, maravillosos naufragios y poder nadar entre meros, anguilas morenas y peces típicos del Mediterráneo. Algunos de los lugares perfectos para practicar este deporte en esta isla son la Revellata, en el límite de la reserva natural Scandola; Punta Loca, situada en las cercanías de la zona sur de la playa de Liamone con acceso a todos los niveles; Cirques de Marifaja, ubicado al este de la isla, con una impresionante topología donde las calderas son las reinas del lugar; Merouville, en la reserva natural de las Islas Lavezzi; y por último, pero no menos importante, Les Cathedrales, situado al norte de la Bahía de Ajaccio, donde se pueden encontrar flechas de roca con magníficos corales rojos y anémonas amarillas, donde buceadores de todos los niveles podrán experimentar la hermosa visión de ese colorido.

 

                           Les Cathedrales

 

*ASIA

Los sitios más hermosos para bucear posiblemente se encuentren en este continente debido a que cuenta con miles de islas, arrecifes de corales protegidos, aguas cálidas todo el año, y su enorme biodiversidad, convirtiéndolo en destino perfecto para bucear. Aquí veréis una pequeña muestra de ellos.

 

Indonesia

Este país es el archipiélago más grande del mundo, formado por 17.508 islas, con lo que es bastante evidente que en sus costas se pueden encontrar los sitios perfectos para practicar el buceo, o si no eres de los atrevidos a usar la bombona de aire, no importa: unas buenas gafas, un tubo y unas aletas pueden hacer maravillas para poder disfrutar de la experiencia de ver, eso sí, desde la superficie, los fondos marinos sin necesidad de ser un experto submarinista. Considerado como el mejor país en cuanto a vida marina, en el que viven más de 3.500 especies de peces, dejando a la Gran Barrera de Coral de Australia y el Mar Rojo de Egipto muy por debajo de Indonesia. Si aún sentís curiosidad por saber dónde bucear, estos son los mejores lugares: 

 

                             Corales en Rajat Ampat

 

 

Maldivas

Gracias a que sus arrecifes de coral están protegidos, la práctica del buceo en esta parte del mundo se ha popularizado bastante. El país está formado por una cadena de 26 atolones con más de 1.100 islas de fondo coralino, se ha convertido en el lugar perfecto para que las mantarrayas tengan su reino, así como tiburones ballena, grises y martillo, barracudas y toda clase de morenas. Los peces parecen concentrarse en un punto de aguas completamente cristalinas y con gran visibilidad: el atolón Ari, por lo que no habría que perder la oportunidad de viajar a este país, y poder bucear entre estos “pececitos”.

 

                          Manta raya en las Maldivas

 

 

Tailandia

En este país asiático se encuentran numerosos Parques Nacionales Marinos, en los que no hay necesidad de sumergirse a gran profundidad para contemplar su faena y flora, por lo que los amantes del snorkel están de enhorabuena, además de los submarinistas. Tomad nota de los mejores sitios para el buceo en Tailandia: Koh Tao es el lugar perfecto para los iniciados por sus aguas claras con fondos poco profundos, además de sus precios muy asequibles y el hecho de que se puede bucear prácticamente todo el año; en Phuket se recomienda bucear entre noviembre y abril, cuando las aguas están más en calma y hay mayor visibilidad; Koh Phi Phi forma parte del Parque Nacional marino protegido y es mejor hacerlo entre febrero y mayo; Krabi también es bueno para los principiantes, con fondos llenos de coral y vida animal interesante; o las Islas Similian, ubicadas a 85 km de Puket y consideradas como uno de los 10 mejores sitios del mundo para el buceo. Un consejo: es mejor hacerlo entre noviembre y abril.

 

                          Shark Island en Koh Tao

 

Y hasta aquí la primera parte de los mejores destinos del mundo para bucear o hacer snorkel. Estoy segura de que os ha debido de entrar ganas de poneros unas gafas y unas aletas tras leerlo, y la verdad es que no os culpo. Yo personalmente, me encantaría estar ahora bajo las aguas de cualquier país aquí descrito mientras me dejo acariciar por las mantas o los pececillos de colores…

 

 

 

                                                                 Busca aquí tu viaje ideal para bucear

¿Te ha gustado el Post? ¡Compártelo!

Comentarios