A 30 m de profundidad del lago Traful, en la Patagonia, encontramos un paisaje fantástico y poco esperado: un bosque sumergido.

 

 

Un terremoto ocurrido en 1960 provocó el desmoronamiento de una ladera boscosa que termino en el fondo del lago conservando en él árboles de hasta 30 metros de altura que permanecen de pie y que hacen de este lugar un paisaje idóneo para aquellos que se animen a bucear en él.

 

Las islas Sheychelles son una joya del índico que esconde múltiples tesoros como tortugas, la mayor coral del mundo o el sabroso Coco Mer.

 

María José Aviles

 

 

 

¿También te apetece viajar al lago Traful?

¿Te ha gustado el Post? ¡Compártelo!

Comentarios