En un artículo anterior, nuestro guía-acompañante Santi nos relató la experiencia que vivieron él y nuestro grupo Insòlit desde dentro del Holi Festival India, disfrutándolo a tope junto a los locales como si fueran uno más.

 

Hoy nos gustaría seguir ofreciéndoos la oportunidad de conocer un poco más sobre este gran país como es la India. Para ello, hemos pensado que tal vez os gustaría saber algunas de las costumbres y tradiciones de la India más arraigadas, y poder así sentir que vuestro conocimiento de este país comienza a ampliarse un poco más que antes, y quizás, notar que dentro de vosotros un pequeño gusanillo empieza a crecer: es el que nace de las ganas de viajar a India.

 

1. El Bindi o punto rojo

Estamos seguros que sabéis a qué nos referimos: al punto rojo que las mujeres casadas llevan entre los ojos a la altura de las cejas, donde según su creencia se haya el tercer ojo o el sexto chakra, el de la sabiduría, llamado ajna. Sin embargo, su uso está estrictamente relacionado con el matrimonio. Una vez casada, la mujer comienza a decorar esa parte de su cara para demostrar su nuevo estado civil. 

 

                    el Bindi hindú

 

Antiguamente, el novio solía dibujarlo con su propia sangre sobre el entrecejo de la novia durante la boda, pero en la actualidad, se utiliza maquillaje o algún tipo de adhesivo rojo. Cabe decir, que en cuanto la mujer enviuda, el bindi debe de desaparecer de su entrecejo. Y como la vida se moderniza, también en la India, algunas mujeres, a pesar de no estar aún casadas, han optado por usar el Bindi como mera estética personal.

 

2. A mi vaca, ni la toques

 

Ver vacas sueltas y campando a su aire es algo muy natural en la India, como todos habréis visto alguna vez en películas, televisión o simplemente, viajando por la India. Al contrario de la opinión general, a este animal no se le realizan rituales de adoración, si no que lo respetan como animal sagrado (está asociado a la diosa Devi o símbolo de la madre naturaleza), y durante el Gopastami se les lava y decoran en el templo a la vez que se dan ofrendas para que tengan una vida más larga.

 

                        vaca sagrada

 

3. Námaste, amigo, Namaste

 

El saludo en la India no es en nada parecido al que podamos hacer en Occidente, sino que para ello juntaremos las palmas de las manos a la altura del pecho, y mientras nos inclinamos hacia delante con respeto a la vez que decimos… Námaste… Esta palabra tiene su origen en el sánscrito, y está formada por las palabras namas- que significa reverencia o adoración, y -te, literalmente a ti. Por tanto, námaste significa te reverencio a ti.

 

Sólo añadir que otros países, además de la India, pero que tienen tradiciones budistas, también es empleado como saludo habitual.

 

                                                       saludo namaste

 

4. Zapatos fuera!!

 

Al igual que en los países musulmanes, en los templos o lugares sagrados de la India no se puede entrar con zapatos y se deben de dejar a la entrada. Es un modo de expresar respeto, pero no sólo se acota a estos lugares, sino que también se hace extensible a las casas particulares

                                                  zapatos fuera en templo hindú

 

Para evitar quedaros descalzos en algún templo donde brilla por su ausencia la limpieza (como por ejemplo, en el Templo de las Ratas), es aconsejable que durante vuestra visita llevéis encima un par o dos de calcetines para poder estar algo más tranquilo de no “pillar nada” a través de vuestros pies descalzos. 

 

5. Un no que es un sí

 

Algo que os sorprenderá cuando lleguéis a la India es cómo ellos dicen que “”. Nosotros meneamos la cabeza de arriba abajo, pero ellos, cuando afirman algo, lo hacen moviendo su cabeza de lado a lado, curiosamente del mismo modo que nosotros decimos “no”. Reconocemos que puede ser algo muy confuso pero poco a poco os iréis haciendo con ello. Además, si ese gesto va acompañado con un “ha”, entonces podéis estar seguros de que es un definitivo. La aventura con este pequeño detalle está asegurada.

 

                                          no es sí

 

 

6. Sadhus o los ascetas hindús

 

Son monjes nómadas y peregrinos, que divulgan el hinduísmo mientras recorren su camino por el país, con escasa posesión material bajo su brazo. Se desvinculan de todo lo material y terrenal, buscando de esta manera los verdaderos valores de la vida. Dado que han decidido dejar de lado todo, incluso a su propia familia, para sólo dedicarse en cuerpo y alma a buscar y encontrar lo divino y lo perfecto, son muy admirados y respetados por el resto de sus congéneres.

 

Dedican su vida a la meditación, el yoga y a los rituales; son vegetarianos estrictos, no toman alcohol ninguno, practican la castidad y la renuncia total de cualquier tipo de placer material. Hay varios tipos de sadhus diferenciados:

 

                       sadhus en la India

 

*Nagas: tienen un aspecto robusto pero también algo agresivo e imponente; van prácticamente desnudos, con largas melenas y barbas y con sus cuerpos cubiertos de ceniza, como símbolo sagrado de la muerte y la resurrección.

 

*Dandis: su origen es brahman y son grandes sabios. Se dedican a la meditación y conocen muy bien las escrituras. Suelen ir ataviados de un “danda”, un cayado de bambú del que no pueden separarse.

 

*Aghoris: son los que más pueden impactar por las costumbres que tienen, totalmente diferentes al resto de los sadhus. Entre ellas están las de la práctica de magia negra, tomar drogas, beber orina, se adornan con cráneos y beben también de ellos, se bañan en cenizas de las piras funerarias, pero la que más puede espantar es la supuesta práctica del canibalismo o necrocanibalismo.

 

Como nota adicional, comentaros que en la zona del Ganges mas cercana a los pueblos del Himalaya (Risikesh y Haridwar) se suelen ver los Sadhus, y acostumbran a estar presentes en las ceremonias que se celebran junto al Ganges. En Varanasi (o Benarés, que se dice de las dos maneras) también suele haber, pero en algunos casos son personajes “creados”, por tema turismo.

 

 

Aquí sólo os hemos detallado algunas de las tantas costumbres y tradiciones de la India. Sin embargo, sólo hay una manera de descubrir el resto de ellas y es la de viajar a este espiritual país. ¿Qué decís, os animáis? El pueblo hindú os espera con los brazos abiertos…

 

¿Te ha gustado el Post? ¡Compártelo!

Comentarios