Cuando escucho la palabra “Polinesia”, automáticamente me traslada al paraíso terrenal en un lugar remoto al otro lado del mundo. Enseguida me cruzan por mi mente imágenes de atolones, lagunas de color turquesa, fina arena de color blanco intenso, verde selva tropical, aguas cristalinas llenas de vida entre una inmensidad de corales de todos los colores… ¿Qué queréis que os diga? Éste grupo de islas pacíficas, puede tener ese efecto en todo humano que se precie, y la verdad, es que una pobre mortal como yo, no iba a ser menos.

 

                          mitos y leyendas de Polinesia

 

 

Sin embargo, Polinesia también posee bellas leyendas y mitos, que fueron trasmitidas oralmente a través de los siglos por los polinesios que migraron por todo el Pacífico desde su ancestral tierra madre, Hawaiki, lugar al que regresan las almas de los polinesios a descansar eternamente, según la leyenda. Hay que puntualizar, que aunque muchos de estos relatos mitológicos de exploración (los polinesios fueron grandes exploradores del mar) reflejan viajes reales, también pueden representar viajes espirituales.

 

A continuación, podréis leer varios de estos relatos, que la cultura polinesia posee, y hoy por hoy, aún perdura entre su población, ya que de una manera u otra explican sus orígenes y de dónde salió todo. Solo puntualizar, que cuando se habla de Polinesia, se debe tener en cuenta que estamos hablando de los territorios que abarcan las Islas Hawaii, las Islas Tonga, las Islas Cook, la Isla de Pascua, Nueva Zelanda y sin olvidar, toda la Polinesia Francesa.

 

 

*EL MITO DE LA CREACIÓN

De acuerdo con la mitología Maorí, el dios Rangi (el Padre Cielo) y la diosa Papa (la Madre Tierra) fueron los primeros dioses, que yacieron juntos para crear al resto de los dioses, su progenie: Tane, dios de la selva, Rongo, dios de las plantas cultivadas, Tangaoa, dios de los peces y reptiles, Huamia, dios de las plantas silvestres, Tu, dios de la guerra y Tawhiri, dios de las tormentas. 

 

Rangi y Papa vivían enfrentados en un indivisible abrazo, del que sus hijos no podían escapar, pero fue Tane, el dios de bosque, quien fue el causante de su separación, empujando a su padre su cabeza y a su madre con sus pies para romper ese fuerte abrazo

 

                                               Rangi y Papa

 

Tras esto, Tane puso el Sol y la Luna en el firmamento, y después creó a la primera mujer, Hine, con la que se casó, de cuya unión nacieron sus hijos que serían los primeros Polinesios.

 

Tawhiri se enfadó mucho con su hermano Tane porque no quería que sus padres fueran separados y lo castigó creando grandes huracanes y tormentas sobre los bosques de Tane.

 

 

*MAUI, SEMIDIOS POLINESIO DEL MAR

Si la creación del mundo fue obra de Rangi, el Padre Cielo y de Papa, la Madre Tierra, el causante de que surgieran desde el mar las islas del Pacífico fue el héroe llamado Maui. A pesar de su corta estatura, este personaje fue valiente, mujeriego e ingenioso. Fue rechazado por su madre Taranga al haber nacido prematuro, y para deshacerse de él, lo envolvió con un mechón de su pelo antes de lanzarlo al mar. Sin embargo, un antepasado de Maui lo rescató y devolvió a la tierra. Tras ese milagro, su madre comenzó a llamarlo Maui tiki tiki a Taranga, que significaba: Maui formado en el moño más alto de Taranga.

 

Estas son algunas de las proezas que este semidios realizó:

 

Según la leyenda, la hazaña más conocida de Maui fue la creación de las islas del Pacífico en las que actualmente viven los polinesios. Las pescó con un anzuelo, construido de una ancestral quijada mágica, y tiró del sedal tan fuerte que elevó el suelo oceánico, haciendo que emergieran a la superficie estas islas.

 

Para que su madre tuviera más tiempo para realizar sus tareas diarias, cortó las trenzas sagradas de su mujer Hina para hacer una soga, que no se quemaría con los rayos solares, y la utilizó para atrapar al Sol y ralentizar así su paso por los cielos. De este modo, los días se hicieron más largos en verano y más cortos en invierno.

 

       

                Maui relentizando el Sol     

 

También, elevó los cielos, porque un día que estaba construyendo un horno en la tierra, su palo se trabó con el cielo. Entonces, lo empujó fuertemente hacia arriba para que no volviera a estorbarle. Cabe decir, que dicha acción fue también para impresionar a una mujer.

 

 

*LA MISTERIOSA ISLA DE PASCUA (RAPA NUI)

El descubrimiento de esta isla se debió al sueño que tuvo una noche un sabio y profeta llamado Hau-Maka. El dios Make Make se le apareció en un sueño y trasportó su espíritu hasta una desolada isla. Enseguida se lo comentó a su señor, el ariki (rey) Hotu Matu’a de la existencia de esta isla, lugar al que debían de llegar cuanto antes, ante el inminente hundimiento de su tierra natal, la mítica Hiva. Hotu Matu’a mandó a siete exploradores para que pudieran encontrar esta tierra, y que llevaría posteriormente la población de ésta a la que llamarían Te pito o te henua (El ombligo de la Tierra).

 

                     Hotu Matu'a y los 7 exploradores

 

 

*LA CREACIÓN DE 5 DE LAS 8 ISLAS DE LA SOCIEDAD (Polinesia Francesa)

Existe una leyenda sobre la creación de estas islas en la que se cuenta que antes había cinco lunas sobre el cielo de Tahití y que tenían un rostro humano, mucho más evidente que el que aparece en la Luna actual. Corría el rumor que quien las miraba fijamente podía volverse loco.

 

El dios creador Taaroa, enfadado con su maleficio, quiso acabar con ellas. Produjo grandes terremotos hasta que las hizo temblar del firmamento y cayeron al agua. Las cinco lunas, al caer, formaron las cinco islas al oeste de Tahití: Moorea, Maiao, Huahine, Raiatea y Bora Bora.

 

                                   Islas de la Sociedad

 

 

*KUPE, EL PULPO Y EL DESCUBRIMIENTO DE NUEVA ZELANDA

Kupe vivía en la mítica tierra de Hawaiki. Allí se dedicaba a pescar con su buen amigo Hoturapa pero, en secreto, Kupe deseaba a su mujer, Kuramarotini. Para conseguirla, urdió un plan para acabar con su amigo cuando estuvieran en alta mar: lo engañó para que saltara al agua con el pretexto de desenredar una cuerda de pescar, para luego, cortarla y después, huiría hacia la costa, abandonándolo a su suerte. A su llegada explicaría una historia falsa sobre el ahogamiento de Hoturapa.

 

Kupe llevó a cabo su plan con éxito, pero la familia de Hoturapa nunca acabó de creerse aquella historia contada por él. Así que, temiendo por una más que posible venganza, raptó a Kuramarotini y se hizo a la mar sin intención de retornar a Hawaiki. Tras días y días navegando, Kupe por fin avistó tierra, una vasta extensión cubierta bajo un manto de nubes blancas a la que dio el nombre de Aotearoa, la tierra de la gran nube blanca, que era la misma isla que Maui-tikitki había pescado de las profundidades del océano.

 

                                    

 

Mientras Kupe exploraba las costas que rodeaban la isla, molestó a un pulpo gigante que descansaba en una gruta, pero éste huyó asustado al ver la canoa con seres humanos. Kupe lo siguió envalentonado y cuando la canoa se puso a la altura de la gigante bestia, de nombre Te Wheke-a-Muturangi, ésta se defendió envolviéndola en sus tentáculos con intención de tragarla entera. Kupe, en un momento de gran inteligencia, lanzó al mar un cubo que confundió a la bestia. Pensándose que era un marinero que caía, Te Wheke liberó a la canoa de sus tentáculos y buscó atacar al cubo, cuando se quiso dar cuenta del engaño, Kupe ya estaba sobre su cabeza blandiendo una azuela.

 

Una vez muerto el pulpo, Kupe decidió inspeccionar esa desconocida tierra, pero no se quedó. Volvió a Hawaiki sin temor alguno a represalias e instigó a sus habitantes a migrar a esa isla cubierta bajo la gran nube blanca. Pero él no retornó jamás. Y así fue como Kupe mató a la bestia Te Wheke y descubrió Aotearoa, más conocida hoy en día como Nueva Zelanda.

 

Es curioso como se llegan a crear leyendas, historias o cuentos para explicar el origen de muchas cosas, y en este caso, la creación de las diferentes islas de Polinesia y sus etnias. Si deseáis viajar a cualquiera de ellas, os invitamos a que visitéis nuestra web. Estamos seguros que encontraréis el viaje perfecto para vosotros. 

 

¿Te ha gustado el Post? ¡Compártelo!

Comentarios