Ubicado en Yaowarat Road, la calle principal del barrio de Chinatown en Bangkok, este pequeño hotel destaca por su estilo y por su exquisito trato personalizado.

 

Desde que no pones los pies en el hotel tienes una agradable sensación de sentirte arropado, pero sin sentirte agobiado. Mientras una de las chicas de recepción realizan el check–in puedes sentarte en recepción, donde te ofrecen una toallita caliente para lavarte las manos o refrescarte y una taza de te tradicional chino. 

 

Todas las habitaciones destacan por su colorista decoración y sus detalles: amenities, albornoz, zapatillas, secador de pelo,… 

 

                

 

El hotel dispone además de wifi gratuito en todas las plantas del hotel y de dos ordenadores en recepción para conectarse gratuitamente.

 

En la tercera planta del hotel está situado el bar - restaurante Cotton Club, donde por las mañanas sirven el desayuno buffet y por las noches es posible tomar una copa acompañados de música jazz (todas las noches de 18.30 a 23.30).

 

 

 

 

http://www.shanghaimansion.com/

 

ALREDEDORES DEL HOTEL

 

Poner un pie en Chinatown es una explosión para los sentidos. De día la mayoría de sus calles se inundan de mercados de fruta y verduras, setas deshidratas, productos chinos y tiendas mayoristas de bolsos, zapatos, etc. desde donde se distribuyen a la mayoría de tiendas y mercados de toda la ciudad.

 

También podemos descubrir las creencias de sus habitantes visitando alguno de los templos de la ciudad. Saliendo del Shanghai Mansion, a mano izquierda, dirección a la estación de tren, encontraremos dos de los principales templos del barrio: El Wat Traimit, Templo del buda dorado, y un pequeño templo taoista, situado justo enfrente.

 

Una de las mejores experiencias es atreverse a probar la comida de alguno de sus puestos callejeros. Durante el día os recomendamos probar el Durian, una fruta asiática con muchísimas propiedades y un aspecto muy peculiar. Qué no os eche para atrás su olor!

 

Al caer la noche el barrio se ilumina con sus luces de neón y sus calles se inundan de mesas, sillas y puestos callejeros. Los dos principales restaurantes callejeros, los identificaremos rápido, ya que están situados en las dos esquinas más abarrotadas de Yaowarat Road y porqué los camareros vistes con vistosos polos rojos y verdes. Estos restaurantes están especializados en pescado: sopas de calamar y pescado, cangrejo relleno, almejas, langostinos, etc.

Si nos atrevemos con sabores más fuertes hay numerosos restaurantes especializados en pato y aleta de tiburón, un ingrediente con mucha controversia, ya que en primer lugar es poco garantizado de que sea auténtica aleta de tiburón y en segundo lugar, llegado el caso que sea auténtica, deberíamos sensibilizarnos de las prácticas que se realizan para obtener las aletas de estos animales.

  

También encontraremos varios restaurantes especializados en Dim Sum, las tradicionales “bolas” cantonesas cocinadas al vapor.

 

Chinatown es un barrio para visitarlo sin rumbo fijo, callejeando, degustando su comida e intentando disfrutar del orden que se vive dentro del caos de sus calles.

 

 

Natalia Hernández

Responsable Ventas Dpto. Asia

 

¿Te ha gustado el Post? ¡Compártelo!

Comentarios