Desiertos: una experiencia en las arenas del tiempo

El desierto tiene dos caras. La primera de ellas te abrasa y te engulle en un horizonte plagado de dunas y misterios. La segunda de ellas, por contra, te agarrota los huesos de frío mientras las estrellas iluminan tu camino. ¿Cuál de las dos eliges tú?