Paraísos: una experiencia de película

Hay lugares que no deberían existir, que solo existen en nuestra imaginación. Pero cuando los ves con tus propios ojos, sabes que son reales. Y sabes, también, que es donde quieres perderte para siempre.